Por todos es sabido que los beneficios de la exposición solar son, entre otros, la síntesis de la Vitamina D para la constitución de los huesos, la acción antidepresiva, la mejora de patologías como la psoriasis etc.

Pero la exposición al sol también provoca efectos nocivos sobre la piel, la radiación ultravioleta (UV) que nos llega del sol, está formada por radiación UVA y UVB, es responsable de ciertas alteraciones cutáneas provocadas por el exceso de radiación solar.

Las radiaciones UVB son las causantes de la quemaduras solares. En cambio las radiaciones UVA son las responsables de la pigmentación del piel pero a la vez de su envejecimiento y de las alergias solares etc.

Por ello se aconseja utilizar un  protector solar  durante todo el año para proteger la piel, poniendo más atención en la época veraniega.

En el mercado existen protectores solares con filtro  físico y con filtro químico.

Las cremas solares con filtro físico están compuestos por oxido de zinc, óxido de titanio, mica y óxido de hierro. Este tipo de protector actúa a modo de pantalla reflejando la luz como si fuera un escudo. Normalmente deja una capa sólida que evita que pase el sol , absorbiendo los rayos. Es la mejor opción para las personas que presenten ciertos problemas de la piel, como algún tipo de dermatitis, psoriasis así  etc. También es el más indicado para los bebés y personas con la piel sensible. Es la ventaja de utilizar un filtro solar natural, que no va a causar alergias y se puede aplicar sin ningún tipo de preocupación. La Desventaja puede ser que deja la piel bastante blanquecina, aunque actualmente muchas marcas   han desarrollado nuevos filtros solares con un aspecto mucho más agradable y menos blanquecino.

Las cremas solares con filtro químico, están compuestas por formulación química los más conocidos son oxibenzona, octocrileno, avobenzona, octisalato, entre otros.  Protege la piel absorbiendo los rayos solares.Son más agradables a la hora de aplicarte en la piel , se absorben rápidamente y no dejan ningún tipo de rastro, aunque tienen la desventaja de poder causar irritaciones o alergias en la piel. Se ha visto que ciertos ingredientes de los filtros químicos como la oxibenzona y el octilmetoxicinamato, tienen un impacto negativo sobre los ecosistemas marinos, ya que dañan los corales y la fauna que vive en ellos. Por tanto, cada vez se está defendiendo más el uso de cremas solares biodegradables con filtros físicos.

Es muy importante escoger   el FPS o Factor de Protección Solar adecuado para cada persona. El FPS es un índice que nos indica el tiempo que podemos exponernos al sol sin riesgo de quemaduras. Cuanto más alto es el FPS, más alta es la protección de los rayos solares. Es decir, si una persona tarda 1 minuto en “quemarse” con un protector solar FPS30, tardaría 30 minutos en llegar a la misma situación.

Para acabar de escoger el protector solar más adecuado para cada uno , también es muy interesante saber la diferencia entre un fotoprotector wáter resistant y un fotoprotector waterproof.Se denomina wáter resistant cuando mantiene  su actividad  filtrante durante 40 minutos , y waterproof cuando la mantiene durante 80 minutos.